Reyes Magos

El problema de creer en los Reyes Magos

Todos los que contamos con algo más de tres décadas, aún nos acordamos del día en que nos contaron que Papá Noel o los Reyes Magos (según corresponda) no existían. Que en realidad eran nuestros esmerados padres los que nos ponían los regalos en el árbol o en el Belén (también según corresponda).

Creer en algo fantástico, mágico, irreal; tiene esas consecuencias. Que cuando uno descubre la verdad, el sentimiento de vacío emocional es muy grande.

De adultos, sin quererlo y de manera inconsciente, seguimos creyendo en Reyes Magos. O mejor dicho, queremos seguir creyendo en nuestros propios Reyes Magos.

Banco JPMorgan en Twitter

Transparencia también significa asumir errores. Caso #AskJPM

Una de las cosas que han propiciado las redes sociales, es la “sociabilización a la fuerza” de las grandes empresas.

Convengamos que con más o menos convencimiento, todas las grandes empresas han terminado de a poco, asumiendo que DEBEN estar en redes sociales.

Con mayor o menor suerte, con mayor o menor acierto en sus estrategias; un altísimo porcentaje de las grandes corporaciones multinacionales tienen presencia en estas plataformas. Bien sea por mera especulación económica o por convencimiento social.

Pero aquí es donde se dan cuenta a la fuerza que la reputación; esa gran palabra que tan rápido se pronuncia, y tan rápido se pierde; no depende pura y exclusivamente de ellos. De hecho, una gran parte de la reputación de una empresa, depende de la imagen que de ella tengan sus receptores.

El gran reto para todas las empresas (ya no solo las grandes), es afrontar en carne propia y estar dispuesto a leer y escuchar, lo que la gente común opina de ellas.

Hoy, solamente el más necio de los CEO´s no tendría una estrategia de monitorización para conocer de primera mano lo que están diciendo los usuarios en redes sociales de sus empresas y servicios.

Impresionantes datos de uso de YouTube [octubre 2013]

Hay una frase que repito bastante en mis conferencias y talleres: “YouTube es como un paquete de patatas fritas. Una vez abierto el paquete, es imposible consumir sólo uno”.

La gente de Google ha liberado unos datos de uso e interacción de YouTube que no hacen otra cosa que confirmar lo que todos sospechamos. Que cada vez consumimos más vídeos. Que nuestra relación con la tele en vivo va perdiendo fuerza a pasos agigantados. Que ya somos nosotros los que decidimos cómo y cuando consumir los contenidos. Sin hacer caso a horarios impuestos por las cadenas.

Cómo dejar de ser fan de muchas páginas de Facebook al mismo tiempo

Facebook, al igual que Twitter, ya empiezan a tener unos cuantos años como para que nuestra “huella digital” en ellos tenga un calado importante.

Si tomamos en cuenta que más del 90% de los reclutadores revisará tus perfiles en redes sociales si eres candidato a un puesto, es muy importante que esta huella que has dejado en tu presencia dentro de la red social, no te perjudique.

El acto de hacerse fan de una página de Facebook se ha ido facilitando con el tiempo hasta casi hacerse presente a cada paso de nuestra interacción dentro de esta red social. Más ahora con la inclusión de las “páginas sugeridas” dentro del timeline principal.

Si crees que en tu pasado cercano te has hecho Fan de una página que puede perjudicarte, o que simplemente ya no te interesa más; en lugar de estar revisando toda tu historia, te voy a dejar un tutorial muy sencillo para que puedas realizarlo de una manera muy fácil.

nueva camiseta de la selección de Colombia

Caso Adidas Colombia. Cuando ponerte la camiseta de la empresa puede costarte el puesto

En este caso; al contrario de lo que podría suponerse, “ponerse la camiseta” de la empresa, puede haberle costado el puesto al Community Manager de Adidas Colombia.

Ante la filtración de la nueva camiseta que lucirá la Selección Colombia (como se la conoce) en el Mundial de Brasil 2014, la gente empezó a comentar en Twitter mayoritariamente su desagrado con el nuevo diseño.

La viralidad depende más del emisor que del mensaje

Somos criaturas gregarias. Más o menos rebeldes. O incluso anti sistema.

Pero aún aquellos que se auto denominan anti sistema, reconocen que dependen de las herramientas y medios del sistema para difundir sus proclamas.

Otra cosa es manejarse dentro de los límites de los grises y sus extremos y ser lo que normalmente se denomina “políticamente incorrecto”.

El 20 de agosto, estaba siguiendo la evolución de un hashtag (hago cosas raras cuando me aburro), y pude comprobar una vez más que las redes sociales han servido también para acrecentar (a veces injustamente) liderazgos naturales.

Por eso, lancé este tuit. Sin demasiado éxito, la verdad.

 

Ahora, un estudio de Google+ acerca de la difusión y dispersión de las imágenes nos dice que la viralidad se comporta como un incendio forestal; donde importa mucho más la conectividad (seguidores), la cercanía entre árboles (engagement de la comunidad) y el tipo de madera del bosque (simpatía o antipatía del personaje), que la magnitud y el tipo de chispa que lo inicia.