¿Por qué es tan complicado tener éxito en las redes sociales?

Bush Fail

¿Qué pregunta, no?

En realidad no es tan complicada. Los procesos de Social Media Marketing deberían están abocados a un objetivo principal: conseguir tráfico continuo y de calidad hacia tu web, blog o tienda online. Esto se logra configurando una comunidad fuerte en torno a dos principios. Interacción y Broadcasting (medido).

Ese es el objetivo. Obviamente, el fin último será que a través de todo esto, tu empresa pueda vender más, pueda mejorar su reputación, pueda retener mejor a sus clientes y empleados, pueda conseguir un mayor porcentaje de recompra, pueda reducir costes de atención al cliente, etc, etc, etc.

Si vuelves a leer los dos párrafos anteriores, ahora podrás adivinar por qué la mayoría de las estrategias en redes sociales fracasan. Porque entienden estas acciones como un fin en sí mismo. Y ahí es donde se pierde el foco.

Puedes tener cientos de miles (o millones) de seguidores o fans y que no te sirvan absolutamente para nada en tu negocio o empresa.

Esa es la parte compleja de estas operaciones. No se tiene una visión global de negocio, y no orientan las acciones hacia la combinación de las diferentes posibilidades que otorga el marketing online. Se sigue trabajando en base a impulsos y compartimientos estancos.

Aunque comprendo que no son las únicas, ni tal vez las más importantes, os dejo una serie de causas que provocan el mayor porcentaje de fracasos en las estrategias en redes sociales.

Continuar leyendo

10 costumbres de Twitter que puedes ir abandonando

Cuéntame. Cómo hemos cambiado

Las personas y las costumbres que desarrollan para su vida en comunidad, evolucionan con el tiempo.

Si esto pasa en el mundo real, en Internet este cambio es, muchas veces, agobiante. Lo que hasta ayer era «última tendencia» o «trendy», que queda más fashion, hoy no sirve para nada. Y no sólo que no sirve, sino que demuestra que estás «out».

Como siempre destaco, estos consejos son en base a mi «prehistórica experiencia» desarrollando y gestionando campañas en redes sociales, que ya va casi por los 6 años. Son discutibles, criticables y debatibles. Siempre desde el respeto a la pluralidad y a la comprensión de que como es mi blog, escribo lo que se me canta 🙂

Como resultado de esa experiencia, estas son las costumbres que he detectado que un momento fueron Top en Twitter, pero que hoy no valen para nada.

Continuar leyendo

La importancia de establecer una política de seguimiento en Twitter

Wicho No me acuerdo que usuario de Twitter dijo alguna vez «mi Twitter es mío y me lo f… cómo y cuando quiero». (gracias Clara por recordármelo)

Mi colega y amigo Oscar del Santo, por ejemplo, tiene por política seguir a todo aquel que lo sigue a él; exceptuando determinadas cuentas.

Yo no. Yo soy muuuy selectivo con las personas a las que sigo. Una regla que sigo es que tengo que conocerlos personalmente o haber intercambiado con él/ella, algunos tuits. O que me parezca muy relevante lo que publica en su blog, o los contenidos que cura y publica en su cuenta.

Si bien trato de mantenerla, también soy un poco flexible si alguien o algo me llaman particularmente la atención. Odio de forma casi violenta a los «caza followers». Personas que en su mayoría, trabajan de o por su presencia en redes sociales. Personajes que se creen que nadie sabe usar Tweetadder más que ellos.

Uno de estos personajes, (amante del kung fu) cuando le increpé por ser la tercera vez en un mes que me seguía y dejaba de seguir, me contestó «¿me vas a decir tú a mí como ganar seguidores con la miseria que tienes?». A lo que le contesté; que si fuera él tomaría más recaudos porque había visto 4 quejas por lo mismo en 3 días entre sus menciones.

Para completar el circo, me contestó que «3 quejas entre más de 100.000 seguidores era un buen negocio». Sin comentarios.

Pero todo esto es entre usuarios particulares. Y como dije al principio, que cada uno haga con su cuenta lo que le de la real gana.

El problema empieza cuando una empresa no tiene clara su política de seguimiento ANTES de empezar a usar Twitter.

A la mayoría de los mortales puede parecerles una tontería sin importancia. Por eso, tirando de archivo, voy a tratar de contarte ¿Qué puede pasar por no establecer una política de seguimiento?

Vamos a empezar con un recuerdo sobre el comentario (sin respuesta) de @RafaMerino ante la idea de Renfe de dejar de seguir de un día para el otro, a casi 5000 usuarios. Aquí, detalla en un muy buen post, otra serie de acciones fallidas en su presencia en Internet en general.

¿Tiene derecho Renfe a dejar de seguir a 5000 followers? Por supuesto que sí. Siempre y cuando tenga cuidado de que Twitter no le suspenda la cuenta por «uso agresivo», puede hacer y deshacer lo que le de la gana. Pero se podría haber ahorrado la crítica si desde un primer momento, no hubiese seguido a tanta gente.

Si ya los sigues, y te interesa balancear tu índice seguidos / seguidores, puedes empezar por dejar de seguir a aquellos que ya no utilicen su cuenta. Cada mes, sincronizas tu cuenta con SocialBro, y el que no haya actualizado su cuenta en los últimos dos meses, es muy probable que no la vuelva a utilizar. Cuesta más trabajo. Por supuesto que si. Pero eres honesto con las personas a las que haz decidido seguir desde un principio.

¿Es necesario seguir a otros usuarios desde una cuenta de empresa y/o institución? Absolutamente NO.

Esta empresa o institución se puede crear ahora hasta 1000 listas (públicas o privadas) con 5000 usuarios cada una, y de esa manera no perderse absolutamente nada de lo que dicen estos perfiles.

¿Quién hace esto? Nada menos que el admirado y denostado a partes iguales community manager de @Policia (Carlos Fernández Guerra).

¿Y qué pasa si quiere mandarle un mensaje privado a alguien? Si esa persona sigue al perfil de la Policía, lo puede hacer. Ahora el envío de DM no necesita que el seguimiento sea recíproco. Es la otra persona la que no podrá enviarle un mensaje directo a la Policía. Para este tipo de casos, las empresas o instituciones, pueden optar por tener un perfil comodín de una persona o empleado para salir al cruce e intervenir en la conversación de manera más personal.

La otra opción, menos recomendable, es seguir «temporalmente» a esta persona. Intercambiar los mensajes necesarios e inmediatamente después, dejar de seguirla.

¿Tiene tanta trascendencia todo esto? Pues, la verdad es que sí.

Imagínate que una institución pública sigue sólo a «ciertas» empresas de «ciertos» grupos empresarios. Dado como está el patio de la política, ¿qué sería lo primero que pienses? Exactamente… Igual que yo.

Si tiene por política seguir a todo el mundo, siempre puede poner la excusa de no conocer esa cuenta en particular. Y cuando le remarquen la falta de seguimiento, empezar a seguirla. Pero es someter al perfil a posibles críticas constantes y planteos por la falta de seguimiento.

Esto es lo que ocurrió esta semana en plena crisis por el programa de escucha digital de los Estados Unidos (PRISM). En Techcrunch se preguntaron, qué clase de información privilegiada tiene Mashable para la NSA con respecto a la que publican ellos.

Y uno con un tono un poco más humorístico, le costó el puesto al Community Manager de las Naciones Unidas, por seguir, en la cuenta corporativa a la actriz porno Penélope Black Diamond.

Community de Naciones Unidas pierde el empleo por seguir a actriz porno en Twitter

Al igual que en Twitter, en Facebook también es posible «seguir» a otras páginas desde tu propia página. Y, aunque tiene mucha menos visibilidad y trascendencia que en Twitter, también es bueno tener presente que no podemos actuar por impulso.

Todo lo que pienses antes, te lo ahorrarás en explicaciones después. Recuérdalo la próxima vez que estés encima del botón de «Follow».

 

Cuánto dinero se puede ganar con un vídeo viral en YouTube

2012 ha sido marcado en la corta vida de YouTube, como el año del fenómeno Gangnam Style. El primer vídeo en superar las 1000 millones de visualizaciones.

No os voy a hablar específicamente de este vídeo. Ya he expresado mi admiración hacia su estrategia en este post.

Hoy os quiero contar algo que muchos al ver este (y otros vídeos virales) os habréis preguntado.

¿Cuánto dinero se puede llegar a ganar con un video viral en YouTube?

Pero empecemos por el principio. YouTube, posee un sistema de partnership por el cual si un vídeo o un canal superan ciertas condiciones de visualización; la persona dueña del canal puede empezar a recibir parte de las ganancias de la publicidad que se muestra junto con el vídeo.

En mis clases siempre cuento la curiosa historia de cómo yo, sin quererlo, empecé a formar parte del «club» de partners de YouTube, subiendo un vídeo inocente de mi hija y su carrousel.

El único mérito que tuve fue tener una hija guapa 🙂 y saber titular muy bien el vídeo.

Con poco más de 6 años de subido, tiene en este momento, casi 600.000 reproducciones. ¿Cuánto dinero me ha reportado en este tiempo? Bueno, algo más de 50 euros. No me haré millonario, pero cuando me llegó el aviso del cheque, me hizo mucha ilusión 🙂

Pero obviamente, hay gente que si se está haciendo millonaria gracias a su visión, ingenio o perspicacia.

PSY, el creador del Gangnam Style, claramente es uno de ellos. El año pasado se embolsó algo más de 6 millones de dólares solo por este concepto.

El padre de Charlie, claramente es otro. Por notas de prensa, sabemos que el dinero que se recaude irá a parar a la educación universitaria de sus 3 hijos.

En el ámbito local, algunas otras personas, han podido traspasar su fama de YouTube al mundo fuera de la pantalla también. Ya son famosos los casos de mi buen amigo Bere Casillas (9 millones de reproducciones) e Isasa Weis (64 millones de reproducciones).

En esta infografía, podemos ver cómo es el proceso y algunos de los afortunados que viven (y comen) gracias a sus vídeos en YouTube.

5 herramientas gratis para saber quien retuitea tus contenidos

Las personas que saben, cada vez que pregunto «si tuvieses que elegir sólo una métrica de Twitter cual sería?», siempre contestan la cantidad de RT (retuits).

Independientemente de la cantidad de seguidores que tengas, el RT es el síntoma más claro de que lo que estás publicando en tu cuenta de Twitter, le interesa a tu comunidad.

No menciono los Favoritos porque existen muy diversos usos de esta funcionalidad que no siempre tiene que ver con la aceptación o difusión de lo que estamos publicando.

Tampoco las menciones porque hay mucha gente que usa Twitter como sustituto de Messenger ahora que lo cerraron.

Cómo dije, el RT me parece que es la métrica más valiosa que podemos extraer para realizar un análisis sobre nuestra presencia en la red del pajarito.

Sin embargo, aquí tenemos que hacer un paréntesis. Todo sería muy bonito y perfecto si no existiesen herramientas que nos permitan realizar un RT «manual». Justamente, los que incluyen el prefijo RT ó MT (modified tweet). Las herramientas que os voy a mostrar a continuación, cuentan estos tuits como menciones. De hecho, técnicamente lo son. Si queremos saber exactamente la cantidad total de retuits, deberíamos hacer también una criba usando el buscador de Twitter con las keywords «RT @usuario». Pero bueno, imaginemos que el mundo es perfecto y todos nuestros retuits son nativos. Es decir, no tienen delante el RT.

Dejo fuera de la lista a la que era hasta marzo mi herramienta preferida; Crowdbooster, ya que ahora es de pago. (U$S 9.00 /mes).

Recuerda que todos los datos que recogen estas herramientas, están limitados al histórico que Twitter deja recuperar del API, que en este momento son 3200 tweets. Eso quiere decir que si tu actividad en Twitter es muy frenética, sólo podrás ir para atrás algunas semanas.

Por eso me gustaba Crowdbooster. Porque con una sincronización inicial en cada logueo, guardaba un histórico que luego se podía analizar.

Un comentario antes. Tanto la primer herramienta, como la que sigue, posee en su dominio la palabra «retweet». De hecho, de la primera es todo el dominio. Tengo referencias directas de gente que ha tenido que cambiar el dominio y hasta el nombre de la aplicación por usar las palabras: tweet, retweet, etc. Entonces, no entiendo como estas plataformas no han tenido que cambiar de nombre.

Retweet

Retweet.co.uk

Como su nombre lo indica, esta herramienta analiza todos los retuits recibidos. La particularidad que tiene es que hace una estimación del alcance global y separa en porcentajes, la incidencia que tiene cada uno de esos RT en la llegada total del tuit.

Tiene 3 apartados: estadísticas globales, tus tuits más retuiteados y quienes son las personas que más retuitean tus contenidos.

No hay más. Eso es todo lo que hace. Si sólo quieres ver eso, esta es tu herramienta.

RetweetRank

RetweetRank

Esta tiene una versión gratis y una más completa de pago. Si quieres analizar tus RT de manera sencilla, con la gratuita te alcanzará. Te marca un porcentaje de RT con respecto a tuits enviados que es una buena cifra para analizar y evaluar. Por ejemplo, en mi caso es de 96,63%. Lo que quiere decir que consigo un RT por «casi» cada uno de los tuits que envío.

Tiene también unas interesantes gráficas que te muestran en una linea de tiempo, los RT conseguidos en relación a los tuits enviados para saber que día estuviste más inspirado 🙂

Twitonomy

Twitonomy

Cada vez que veo esta herramienta, siempre se me pasa lo mismo por la cabeza. Si invirtiesen un poco de dinero en diseño y usabilidad, esta herramienta sería uno de los grandes protagonistas del panorama de las «Social Tools». Sin embargo, es poco (o muy poco) conocida.

Cada uno de los apartados es una mina de oro para el que se toma el tiempo de analizarlas. Pero es tal el batiburrillo de cosas y de gráficos que mete en la misma página, que al final, parece una más del montón.

Dentro del apartado de Menciones y Retuits, te muestra un gráfico de menciones por día, las totales y los usuarios que más comentan y retuitean tus contenidos.

Buffer

BufferApp

Si utilizas esta genial herramienta para programar tus tuis, tienes un apartado de analítica que te muestra cuales de tus actualizaciones han obtenido clicks, favoritos, menciones y por supuesto, retuits.

Además, al pinchar en el número de retuits (o favoritos y menciones), puedes ver qué usuarios han interactuado contigo para seguirlos o darle las gracias.

Hootsuite

Hootsuite

No es ningún secreto que esta herramienta es mi preferida para gestionar mis redes sociales. No voy a aburrir con las razonas por las que es así.

Sólo la incluyo para mostrar que también tiene una opción para mostrar los contenidos que son retuiteados. Para ello, en cualquier pestaña que tengas, tienes que pinchar en Add Stream y os saldrá el gráfico que veis arriba.

Luego de eso, tendrás una columna especial donde te mostrarán todos aquellos tuits que han conseguido el beneplácito de tus seguidores.

Hootsuite

Qué te han parecido estas soluciones para ver y analizar tus retuits? Conoces o usas alguna otra herramienta?

Es vuestro turno

6 claves para dar el salto en tu estrategia en redes sociales

Un pequeño paso para el hombre...

Como habréis podido comprobar, cada vez escribo menos de redes sociales. Dentro de lo que se entiende estrictamente como redes sociales. No por nada en particular. Sabéis que para fusilar un post de Mashable, Techcrunch ó Social Media Today tenéis otras referencias disponibles 🙂

Simplemente, me parece que la etapa «documentalista» de las redes sociales, ya ha pasado a mejor (o peor) vida. Ahora toca reflexionar un poco sobre cuál es tu estrategia. O cual te gustaría que sea, mejor dicho.

Sigue habiendo una cantidad de humo que hasta da pereza dispersar. Me parece que hay que aportar cosas constructivas y positivas. Y que la gente, según su criterio, elija lo que crea que para su nivel, le aporta más.

Más allá de cual sea tu centro de operaciones o tu selección de redes sociales, creo que hay 6 claves que tienes que tener en cuenta para que tu estrategia pueda dar resultados.

1. Generar comunidad

Parece una obviedad, pero para que tu estrategia en redes sociales muestre algún resultado, debes tener a quien contarle tu estrategia. Y no, no te menees. No hablo de números. Y menos, ficticios. Debes generar una comunidad sana y comprometida. Y eso, amigo mío, sólo se consigue con tiempo, constancia y contenido. Si no estás dispuesto a invertir tiempo y/o dinero en generarla; no puedes pretender nada de tu estrategia.

2. Conocer los gustos de tu comunidad

Cuando ya hayas interactuado con ellos un tiempo prudencial (nunca menos de 6 meses), podrás ir haciéndote una idea de qué cosas les gustan y en qué red. Para esto, te doy sólo un consejo. Probar. Mucho. Y sacar tus propias conclusiones. No hacer caso de las fórmulas mágicas que se copian y pegan en las miles de infografías que circulan por ahí.

3. No usar las redes sociales como un canal de publicidad

Hace muuuchos años que dije, y luego se comprobó, que las redes sociales NO sirven para vender. Pero si para que te compren. Y esto significa que debes generar una comunidad sana y comprometida, para poder «pincharla» de vez en cuando con tus promociones. También dije hace mucho que los dos errores más grandes de las empresas en las redes sociales son querer vender siempre y no vender nunca. En qué proporciones, también lo tendrás que descubrir tú mismo. Si te funciona un 70/30; perfecto. De entrada yo te recomendaría 90 (contenido) / 10 (promo autobombo). Para luego ir subiendo si te da resultado.

4. Integrar las acciones de marketing en las redes sociales

Basta de creer que las redes sociales por si solas te van a sacar del agujero en el que te encuentras. No sirven como salvavidas de nada ni de nadie. Son un complemento de comunicación y/o promoción.

Cada vez escucharás más este concepto que te propongo que memorices. Omnichannel. Y que traducido significa simplemente que para que tu estrategia tenga éxito, debes integrar todos y cada uno de los canales con los que puedas contar para transmitir y comunicar tu marca. Los impulsos irracionales de compra cada vez se dan menos. Hoy, la elección de un producto o servicio se da principalmente por la constancia y la presencia de diferentes impulsos, en los distintos estados de relación con el cliente.

5. Analizar el engagement para generar contenido relevante

Cuando tienes una comunidad integrada, a la que has impactado con diverso contenido; debes analizar qué tipo de mensaje es el que les importa más para empezar progresivamente a generarlo tú mismo. El retuitear o postear sólo cosas de otros tiene un vencimiento muy corto y te vuelve un perfil absolutamente hueco. No sabes escribir? Aprende. No sabes sacar fotos? Aprende. No sabes editar un vídeo? Aprende. O paga para que te lo hagan. Tampoco llegarás a ningún sitio sin invertir en contenido propio. Eso te lo puedo garantizar.

6. Utilizar métricas reales de negocio

Hay alguien que tiene X miles de seguidores más que tú, pero tú has vendido este mes un 10% más. Riétele en la cara.

Cuando hablamos de ROI cuantitativo y cualitativo, tenemos que darnos cuenta que es un concepto muy volátil para el 90% de las empresas. Viven por y para el día a día. Hoy en España, en la situación en la que estamos, ninguna empresa se puede dar el lujo (lamentablemente) de estar en redes sociales sólo por el branding generado. Es muy utópico y ridículo pretenderlo. Hay que facturar.

Yo obviamente no te puedo garantizar el éxito de tu presencia en redes sociales. Lo que si te puedo garantizar es que si no pierdes de vista estos 6 puntos, estarás más cerca de poder obtener beneficios tangibles (monetarios) del tiempo y el dinero que estás invirtiendo en esta carrera de fondo llamada social media marketing.

4 ventajas de solicitar las Twitter Cards para tu página web

Twitter Card Summary

Este es el momento dónde primero debería contarte qué son las Twitter Cards. Pero cómo el inquieto de @Mediotic me ganó de mano y se curró un post muy bueno, ya casi que os dejo que paséis unos minutos por el blog de él y luego volváis.

Qué bien! De nuevo tú por aquí! Bueno, ahora que sabes qué son las Twitter Cards y cómo funcionan, yo te voy a contar cuales son las 4 ventajas que le encontré yo, para tomarme el trabajo de solicitarlas.

Como me dice @Mediotic también; son frikadas de early adopter compulsivo. Pero particularmente, me gusta primero probar las cosas en carne y hueso antes de hablar de ellas. Ya sea para recomendarlas o para defenestrarlas. Trabajo que muchos no se toman 🙂

1. Visibilidad más allá de los 140 caracteres

Os acordáis cuando se habían puesto de moda los tuits largos ? Que asco que me daban. Pues con las Twitter Cards, puedes otorgar un poco más de visibilidad a tu contenido, sin utilizar esas herramientas del infierno. Una vez que te aprueben por ejemplo las Card de «Sumario», tu tuit puede poner una cosa complementaria al título de tu entrada. Ya que este se verá en el «Summary» al pinchar en la opción. Como complemento, el resumen mostrará la descripción que hayas puesto en el Meta Description y la foto por defecto del post. Esta última, de modo aleatorio, ya no funciona muy bien del todo todavía.

Incluso si alguien hace uso de la opción de «embeber» un tuit tuyo dentro de su web, el resumen se seguirá viendo igual que en la web nativa de Twitter.

2. Certificación de autoría de contenidos

No importa desde donde se comparta el tuit, ni quien lo retuitee. La información incluída en las Twitter Cards se irá con él. De esta manera, cobra un nuevo valor el tomarse el trabajo de crear contenidos. Si es que no lo tenías claro ya, si te dedicas solo a retuitear contenido de otros, te pondrán una estatua al mejor loro 2.0, pero nunca serás referente.

3. Más seguidores indirectos

Como consecuencia de lo anterior, y gracias a que junto con el resumen se va el usuario de Twitter que lo ha creado, con la opción de seguirlo directamente desde el apartado, verás como milagrosamente consigues mucho más seguidores que cuando no tenías las Twitter Cards.

4. Más tráfico de calidad

Tengo implementadas las Twitter Cards en este blog exactamente desde el 1 de febrero. O sea, poco más de dos meses. Descontando algunos post que tuvieron muchas más visitas de lo normal por una serie de acontecimientos fortuitos; los post viejos que he compartido, han tenido un tráfico 21,33% superior que cuando no tenía las Twitter Cards instaladas. Y estos datos, han sido parecidos a los que ha compartido Estéban en su post para sus experimentos.

En resumen, SI funcionan. A mi, por como está construido el código del blog, me ha costado un poco de trabajo de cambiar algunos ficheros, pero vale la pena el esfuerzo.

Siempre digo que cuando todos hacemos lo mismo, los que hagamos todo eso junto, sacamos un poco de ventaja sobre el resto. Si encima de eso, eres de las primeras personas que lo ponen en práctica, el efecto es todavía mayor.

Como dice mi amigo Isra, será cuestión de no dormir para poder estar al día de tantas cosas nuevas que salen todos los días 🙂

Pruébalas y me cuentas tus resultados.

Cuando aprendáis a usarlo, os lo devuelvo

Juguete roto
©Tsu-Lin

Así zanjaba mi mamá las peleas entre mis hermanos y yo por un juguete.

Lo que tanto le había costado comprar, muchas veces en una puja de egoísmos entre 3 caciques varones, corría el riesgo de romperse.

Igual que mi madre me siento cada vez que veo los Trending Topics de Twitter.

Lo que hasta hace 2 días nos servía para enterarnos del avance del huracán Sandy, del terremoto de Lorca y en Haití o el tsunami de Japón, al mismo tiempo nos contaba los resultados de la última cirugía de nariz de Belén Estéban, de las peripecias ridículas de los partidos políticos por ocultar la verdad de manera absurda, y un sinfin de vanalidades, (grandes hermanos incluidos) que lo único que demuestran es que como sociedad, no estamos maduros para usar de manera correcta, lo que la tecnología pone a nuestro alcance.

Hoy (ignoro si por primera vez), Twitter tuvo que borrar «a mano» un TT ofensivo para con un colectivo ya por demás castigado.

Pero no es lo único. Las agencias de «social mierda» y los community manager de cursos de 2 horitas, se vanaglorian de «colarnos» un Trending Topic como si de plantar una bandera en Marte se tratara.

Cómo no me quiero quedar en la crítica solamente, os pido ideas sobre lo que podría hacer Twitter para que esto que sabemos que pasa, sea el paso obligado hacia un aprendizaje maduro y responsable sobre el uso de una herramienta poderosa.

Como inicio, se me ocurre que Twitter podría disponer de una herramienta para poder «denunciar» TT ofensivos o absurdos. El problema que le veo a esto, es que como sucede hasta ahora; tendríamos hordas de «soldaditos de plomo» (del color que sea) para poner o quitar el Trending Topic que no les favorezca.

Si Twitter decidiese incluso quitarlos del todo, nos quedaríamos como mis hermanos y yo cuando mi madre no llegaba a tiempo para separarnos. Con el síndrome del juguete roto. Pero nos lo tendríamos absolutamente merecido.

Más allá de todo, creo que hace falta mirarnos muy bien al espejo y pensar qué estamos haciendo. La moralidad es una sola. En Internet y en el mundo real.

Aunque mucha gente no lo tenga muy claro…

 

7 años de Twitter. Historia de un cambio tecnológico que nos hizo más humanos

Con este vídeo, los desarrolladores de Twitter quisieron dar tributo a los 7 años de la herramienta de microblogging. Un servicio que nació por accidente o entretenimiento, de los integrantes de la empresa de podcasting Odeo. Ambos (Evan Williams y Biz Stone) ex-Google paradójicamente.

De hecho, siguió siendo un proyecto paralelo, ya que a los inversores de Odeo no les gustaba para nada.

Pero fue un empleado de estos dos llamado Jack Dorsey, quién imaginó y desarrolló «twttr» (como se llamaba originalmente), lo que pretendia ser una herramienta de comunicación interna entre los distintos integrantes del equipo de desarrollo de Odeo.

Fue él quien el 21 de marzo de 2006, a las 9:50 PM, lanzaría el primer tweet de la historia (aunque rotulado con el número 20).

Parece que fue hace un siglo. Sin embargo, sólo han sido 7 años. 7 años intensos, convulsos, en crisis… Sin embargo, nadie puede negar que nuestra vida, y la vida de miles de millones de personas, tiene un antes y un después de Twitter.

Facebook sigue siendo el Rey en número. Pero no ha repercutido en la historia (reciente) ni la décima parte de lo que lo ha hecho este pajarito.

Para mi personalmente, ha sido la posibilidad de conocer muchísima gente valiosa. Tanta, que no voy a nombrar a ninguna para no quedar mal con nadie. Gente, que de otra manera, jamás hubiese tenido la posibilidad de conocer. Ni de aprender de ellos, todo lo que he aprendido en los 5 años que llevo en Twitter.

Me cabreo también muchas veces con los inmorales, los que pasan de toda ética profesional y personal. Y que lamentablemente, Twitter les facilita el trabajo. Pero entiendo que Twitter, al igual que todas las otras plataformas, es un espejo de la humanidad. Con sus grandezas y también con sus bajezas.

Por mi parte, feliz cumpleaños Twitter. Y larga vida y volumen para tu «piar».

6 preguntas antes del fin del mundo. Los retos de la nueva reputación

Con ese título un poco extravagante, rotulé la presentación que tuve oportunidad de dar en la III Semana de las Redes Sociales de Castilla y León, en noviembre del año pasado realizada en la Confederación Vallisoletana de Empresarios.

Acompañado por mi admirado colega y amigo Oscar del Santo que habló de los retos a futuro del Social Media, mi conferencia trataba de poner el foco en los nuevos desafíos de las empresas al enfrentarse a la importancia de la reputación online. Y obviamente, su reflejo en la reputación en el mundo real.

Os dejo el vídeo de las dos ponencias y la presentación de mi conferencia.

× ¿Cómo puedo ayudarte?