Reyes Magos

El problema de creer en los Reyes Magos

Todos los que contamos con algo más de tres décadas, aún nos acordamos del día en que nos contaron que Papá Noel o los Reyes Magos (según corresponda) no existían. Que en realidad eran nuestros esmerados padres los que nos ponían los regalos en el árbol o en el Belén (también según corresponda).

Creer en algo fantástico, mágico, irreal; tiene esas consecuencias. Que cuando uno descubre la verdad, el sentimiento de vacío emocional es muy grande.

De adultos, sin quererlo y de manera inconsciente, seguimos creyendo en Reyes Magos. O mejor dicho, queremos seguir creyendo en nuestros propios Reyes Magos.