Banco JPMorgan en Twitter

Transparencia también significa asumir errores. Caso #AskJPM

Una de las cosas que han propiciado las redes sociales, es la “sociabilización a la fuerza” de las grandes empresas.

Convengamos que con más o menos convencimiento, todas las grandes empresas han terminado de a poco, asumiendo que DEBEN estar en redes sociales.

Con mayor o menor suerte, con mayor o menor acierto en sus estrategias; un altísimo porcentaje de las grandes corporaciones multinacionales tienen presencia en estas plataformas. Bien sea por mera especulación económica o por convencimiento social.

Pero aquí es donde se dan cuenta a la fuerza que la reputación; esa gran palabra que tan rápido se pronuncia, y tan rápido se pierde; no depende pura y exclusivamente de ellos. De hecho, una gran parte de la reputación de una empresa, depende de la imagen que de ella tengan sus receptores.

El gran reto para todas las empresas (ya no solo las grandes), es afrontar en carne propia y estar dispuesto a leer y escuchar, lo que la gente común opina de ellas.

Hoy, solamente el más necio de los CEO´s no tendría una estrategia de monitorización para conocer de primera mano lo que están diciendo los usuarios en redes sociales de sus empresas y servicios.