¿Por qué es tan complicado tener éxito en las redes sociales?

Bush Fail

¿Qué pregunta, no?

En realidad no es tan complicada. Los procesos de Social Media Marketing deberían están abocados a un objetivo principal: conseguir tráfico continuo y de calidad hacia tu web, blog o tienda online. Esto se logra configurando una comunidad fuerte en torno a dos principios. Interacción y Broadcasting (medido).

Ese es el objetivo. Obviamente, el fin último será que a través de todo esto, tu empresa pueda vender más, pueda mejorar su reputación, pueda retener mejor a sus clientes y empleados, pueda conseguir un mayor porcentaje de recompra, pueda reducir costes de atención al cliente, etc, etc, etc.

Si vuelves a leer los dos párrafos anteriores, ahora podrás adivinar por qué la mayoría de las estrategias en redes sociales fracasan. Porque entienden estas acciones como un fin en sí mismo. Y ahí es donde se pierde el foco.

Puedes tener cientos de miles (o millones) de seguidores o fans y que no te sirvan absolutamente para nada en tu negocio o empresa.

Esa es la parte compleja de estas operaciones. No se tiene una visión global de negocio, y no orientan las acciones hacia la combinación de las diferentes posibilidades que otorga el marketing online. Se sigue trabajando en base a impulsos y compartimientos estancos.

Aunque comprendo que no son las únicas, ni tal vez las más importantes, os dejo una serie de causas que provocan el mayor porcentaje de fracasos en las estrategias en redes sociales.