Buscar:
Cuánto publicar al día en Twitter? Ese delicado equilibrio

Partamos de la base fundamental de que todo lo que publiques tiene que tener valor para tu comunidad. Y no sólo tiene que tener valor, sino que, en lo posible, todo ese valor tiene que haber sido generado por ti.

Si tienes la suerte de poder contar con un equipo de generación de contenido que te ayude en tu presencia en Twitter, debes tener en cuenta que la principal causa por la que dejan de seguirte en esta y otras redes sociales, es la cantidad de actualizaciones por día que realizas.

Así se puede ver en el estudio más actualizado de la empresa eMarketer.

Razones por las que te dejan de seguir

Sin embargo, como te he contado en diferentes oportunidades, lo primero que debes conseguir para empezar a forjar una comunidad grande y estable, es visibilidad. Y aquí es donde la mayoría de las estrategias fallan. Se creen que más actualizaciones es igual a más visibilidad. El valor de tus contenidos es lo único que te puede aportar visibilidad. Visibilidad de la que aporta reputación; obviamente. Si quieres visibilidad vacía, hueca; puedes dedicarte a programar un tweet cada 2 minutos. Pero tu imagen, tarde o temprano se verá afectada. Y todos te pondrán la etiqueta de spammer.

Pero qué pasa con el Timeline orgánico? Al igual que en Facebook, una vez que alguien te sigue, ya nunca más (salvo que tenga interés en ello) ve TU timeline, sino que ve tus actualizaciones en SU timeline.

Y diversos estudios corroboran lo que todos imaginamos. Que un poco menos del 1% de tus seguidores está viendo el timeline en el momento justo en que tú publicas. Así, por ejemplo, si tienes 2000 seguidores, en el momento en que actualices tu estado, solo impactarás (potencialmente) a menos de 20.

Y aquí es donde viene el problema. Si no publicas demasiado, no consigues visibilidad, y si publicas seguido, corres el riesgo de que te dejen de seguir.

Obviamente dependerá de cada sector en concreto y «la vida» de cada comunidad en un momento determinado, pero ninguna cuenta debería publicar menos de 5 tweets al día. Si no puedes actualizar al menos esta cantidad de veces, puede significar dos cosas: o no tienes una buena monitorización establecida para recoger noticias interesantes para tu comunidad, o no estás generando ningún tipo de contenido en absoluto.

Del otro lado, si tu actividad está circunscripta a una región en concreto (no es internacional), más de 20 actualizaciones por día, puede considerarse spam en toda regla. Todo esto, incluidos los RT y las menciones y respuestas. Sólo existe una excepción a esta regla y es cuando formes parte de algún evento. En ese momento, y si el evento es del interés de tu comunidad, puedes superar tranquilamente los 20 tweets al día. Obviamente, teniendo cuidado tampoco de no pasarte. Un tweet cada 3 o 5 minutos puede ser una buena media para este tipo de eventos.

Y cómo distribuimos esos 20 tweets al día?

Es mentira que funcione programar uno a la hora durante 20 horas del día. Con herramientas como Buffer o SocialBro, debes descubrir en qué momento tienen más interacción tus tweets y aprovechar mejor esos segmentos para meter un tweet cada 15 o 20 minutos.

Existen ciertos «primetime» comunes de Twitter (de 7:30 a 9 horas y de 21 a 23). Pero no debes fiarte de esto. Puede que tu comunidad interactúe en otro momento del día. Por lo que no hagas caso a las cientos de infografías absurdas que publican por ahí con «los mejores momentos para publicar en Twitter». El único mejor momento es el que tú certifiques que es el mejor momento.

Entonces, si acabas de publicar un artículo en tu blog o web, puedes repetir sin problema 3 veces la actualización cambiando un poco la redacción del tweet a lo largo del día.

Luego, desde tu panel de monitorización, puedes programar unas 10 o 15 actualizaciones (dependiendo del sector y de la cantidad de noticias que puedas recoger).

Las otras 5 u 8 actualizaciones que te queden puedes reservarla para contestar pro activamente a gente de tu sector y a hacer retweets y menciones de influencers que tengas identificados en tu comunidad.

Todo esto, bien organizado y con una estrategia sólida te puede llevar no más de una hora y media al día.

Como ves, no hace falta estar las 24 horas pendiente de Twitter. Pero tampoco dedicarle 5 minutos al día y pretender tener éxito.

Y tú, como distribuyes tus actualizaciones a lo largo del día?

De Twitter, pajarracos y la tiranía del nido
Twitter y el nido de pajarracos
© Albert Ziganshin – Fotolia.com

Gracias a mi trabajo, tengo la oportunidad de estar en contacto todos los días con decenas de comunidades de diversa índole en muchas redes sociales diferentes. Algunas, con otras decenas de miles de seguidores, fans o como se llamen en cada una de estas plataformas.

Así mismo, he tenido la oportunidad de participar en procesos de consultoría, gestión o monitorización de empresas muy grandes, instituciones públicas, políticos y personajes más o menos «famosos».

Como resultado de casi 5 años de experiencia conviviendo todos los días con todo este enjambre, puedo decir con total seguridad, que el común denominador que tienen aquellas cuentas que representan a instituciones o políticos (y en menor medida también a famosos); es que no tienen margen de error. Ninguno. Cero.

Y lo peor de todo, es que los verdugos al acecho de estas posibles metidas de pata, son los adalides de las libertades y la democracia 2.0.

Gente que porque entró dos días antes a Twitter que tú. O peor. Que tiene X cientos o miles de seguidores más que tú, se cree dueño de la verdad divina dospuntoceril.

Da igual si los seguidores los consiguió a base de Tweetadder, Yahoo Pipes o especulando con el absurdo followback. Ellos son los Master of the Universe que tienen el poder de Grayskull.

Estos últimos días he asistido perplejo a auténticas cazas de brujas por gente que supuestamente está empapada del concepto profundo de los social media. Gente que se cree con poder y derecho de juzgar a una Administración pública por el primer tweet que lanza. Haciendo gala del prejuicio político más cavernario que me ha tocado presenciar.

Podrás estar más o menos de acuerdo con la organización, podrás estar más o menos de acuerdo con el color político al que (temporalmente) le toca gestionar ese perfil, podrás sentir más o menos envidia por no llevar tú ese perfil; pero te tienes que tragar toda tu bilis y evaluar objetivamente y sobretodo, profesionalmente la actuación de esa Institución en Twitter, Facebook, Pinterest o lo que sea. Y eso, de ninguna manera se puede hacer con el primer tweet que lanza.

Estoy absolutamente harto de paracaidistas encerrados en el «Cero» que hace de sufijo al «Dos Punto», que son incapaces de mirar hacia el mundo real, y se creen que todo pasa por SU modo gestionar las redes. Y todo lo que hacen los demás, independientemente del éxito, de las connotaciones políticas y humanas de estas cuentas; está mal. Simplemente porque no coincide con SU modo de entender el 2.0.

Cada vez que escucho o leo a alguno de estos personajes hablar de qué debería hacer tal o cual Institución o famoso en Twitter, me convenzo más de que JAMÁS estuvieron detrás de alguna cuenta siquiera parecida. No tienen la menor idea de lo que implica políticamente o desde el punto de vista público, el más mínimo de los actos en Twitter como puede ser, decidir a quién y cuándo seguir a otro usuario.

Son los mismos que pierden la boca hablando de lo genial que lo hace Barack Obama en las redes sociales; pero que ni siquiera se fijaron cuántos RT tiene. Os lo digo yo. Ni siquiera vayáis a verlo. 3, como mucho por semana. Y todos de perfiles «afines». No de ciudadanos. Por lo tanto, seamos serios. Por favor. Salgamos de  «la nube» por un momento.

Por suerte no son todos iguales. Hoy tuve la oportunidad de leer una auténtica joya de Antoní Gutiérrez-Rubí acerca del estreno del perfil en Twitter del Congreso.

Es objetivo. Lleno de sentido común y pragmático. Sin caer en la obsecuencia. Es muy fácil decir que los perfiles así tienen que interactuar, contestar, retuitear, estar disponibles 24×7, etc, etc, etc. Pero todo esto, que a todos nos encantaría, en la vida real es imposible de cumplir. Y lo vuelvo a repetir. No porque a lo mejor, material y humanamente no sea posible (que hoy es uno de los problemas); sino porque la tiranía del nido, estará esperando agazapada a saltar al menor error para comerse vivo a todas las personas, que con mejor o peor acierto; ponen todo de su parte para llevar adelante perfiles que son verdaderos hierros ardientes.

Dentro también de mi experiencia, lo que pude aprender (y lo que mucha gente no quiere entender) es que una crisis 1.0 se puede volver catástrofe en el 2.0. Pero muy rara vez (por no decir nunca) ocurre a la inversa.

Aprendamos a ser más tolerantes. Aprendamos a escuchar. Aprendamos a aprender. Y a poner todo en su justa medida y contexto. A raíz de todo esto, os dejo el enlace de una verdadera lección de vida acerca de este tema que escribió Andrés Pérez Ortega con el demoledor título «Un trending topic no paga la hipoteca».

Lo queramos asumir o no; nos guste o no, el 2.0 todavía no puede cambiar el mundo. Tal vez algún día, si. Pero hoy por hoy, todavía tienes que currarte una vida y una reputación en el mundo real. Sino, sólo serás un Don Nadie con muchos seguidores.

Ranking de las empresas de consumo mejor valoradas del 2012

Best Retail Brands 2012

Los humanos somos criaturas hambrientas de experiencias. Así como amamos encontrar productos a través de Códigos QR, conectar con amigos y con marcas a través Facebook, y coleccionar canciones en nuestras discotecas en «la nube»; es fácil que nos olvidemos que todavía hay un lugar especial en nuestras vidas para las tiendas de consumo minorista. Es en las tiendas donde aprendemos que novedades hay en el mercado, encontramos inspiración y descubrimos otras alternativas de compra que no encontramos online.

Con estas palabras, Jez Frampton, Global Chief Executive Officer de Interbrand, presenta el nuevo informe de «Best Retail Brands of 2012». Una nueva entrega de este famoso ranking de la agencia de branding, donde de acuerdo a diversos criterios internos como: Claridad, Compromiso, Protección del medio ambiente, Responsabildad; o externos como: Autenticidad, Relevancia, Diferenciación, Consistencia, Presencia y Entendimiento; nos muestran cuáles han sido las empresas de consumo más valoradas de este año.

Dentro del mismo, tienen un lugar destacado, las empresas españolas. Completan el ranking junto con empresas de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia y empresas de Asia – Pacifico.

Esto habla a las claras de la importancia internacional y de la proyección de marcas como Zara o Mercadona.

A pesar del crecimiento imparable de las tiendas online, creo que estos espacios todavía tendrán mucha fuerza durante bastantes años. Sobretodo en lo referente a la marca, son los lugares donde podemos tomar contacto «físico» con los valores de la empresa. Donde podemos sentir y evaluar el trato de todos los aspectos que conforman la reputación de esa compañía.

Como análisis personal, me sorprende la poca calidad estética de las 10 marcas más potentes de Alemania, y la familiaridad «española» de todas las empresas francesas clasificadas.

Sin más preámbulos, os dejo los 5 primeros clasificados de España:

  1. Zara
  2. El Corte Inglés
  3. Mango
  4. Bershka
  5. Mercadona

Descargar informe completo: [Best Retail Brands 2012 – Interbrand]

× ¿Cómo puedo ayudarte?