Herramientas para curación y creación de contenidos

Siguiendo con la saga de artículos sobre content marketing, hoy vamos a ver algunas herramientas para curación y creación de contenidos.

Ya tenemos listas las respuestas a las preguntas para definir el carácter de nuestra presencia, y aprendimos a distinguir entre las distintas palabras clave que nos hacen falta en las distintas etapas de nuestra estrategia.

Primero, establezcamos cuál es el proceso natural para todas estas acciones:

proceso de creación de contenido

1. Leer / Analizar

En esta primera etapa está el secreto de todas las demás. Dijimos en los anteriores artículos, que lo fundamental en la curación de contenido es quitarle el ruido a nuestro público. Por lo tanto, de los lugares dónde saquemos y elijamos las fuentes, dependerá nuestra valoración, reputación y éxito de cara a este público.

Al igual que en los otros pasos, no pretendo hacer una lista interminable de herramientas; sino presentaros las que yo utilizo y me funcionan. Si vosotros estáis contentos con alguna otra, está perfecto.

Básicamente yo las elijo por algunas cuestiones particulares:

  • Que sean multi plataforma (Android, iOS, iPad + Mac + iPhone)
  • Que me permitan compartir rápidamente con Twitter + Facebook (reciben un plus las que suman Buffer y Evernote)
  • Que sean gratis o muy económicas 🙂

Google Reader: Para mi, sigue siendo LA herramienta para recibir y leer información. Llevo casi 8 años de blogger y esta (junto con Netvibes) ha sido mi herramienta para recopilar fuentes.

Google Reader

Aquellos que dicen que no saben de que escribir, es porque no han sabido elegir sus fuentes de información. A mi lo que me falta, es tiempo para escribir de todo lo que tengo seleccionado y guardado.

Últimamente G Reader le ha ganado el pulso a Netvibes (del que soy un ferviente defensor) debido a dos cuestiones básicas: la integración con Buffer y que esté incluido en muchas de las otras herramientas que veremos a continuación. (imagen)

Flipboard: ha provocado un antes y un después en este tipo de herramientas. Por su estilo «magazine», permite incorporar nuestra cuenta de Google Reader y sumarle criterios que saquemos de nuestras keywords.

Desde hace poco, disponible también para dispositivos Android.

Pulse: El que uso (o usaba) en mi teléfono Android antes de que Flipboard sacara versión para este SO.

Scoop.it: Con esta herramienta (sólo para ordenador) tengo una relación amor – odio desde que se presentó. Es muy buena, pero no me convence mucho la usabilidad, por lo que la abandono y retomo sistemáticamente porque generalmente saca buenos resultados.

Paper.li: Otra de las preferidas del público. Sabiendo configurarla bien, los resultados son bastante fiables.

Zite: Otra de mis favoritas. Ahora también para Android. Saca cosas relacionadas con tus keywords hasta desde debajo de las piedras

Getprismatic: Con esta herramienta, fue amor a primera vista. Me pasaron una beta privada antes de que fuera presentada al público, y ya sabía que iba a tener el éxito que tiene. Como siempre, sabiendo seleccionar las fuentes, nos bridará resultados a los que no habríamos llegado de otra manera.

Columnas de Hootsuite: Básica y debería ser la primera opción de resultados. Tus columnas desde listas o búsquedas deben ser lo primero que mires para ver que se está compartiendo.

Analytics Topsy: Os regalo una frikada que consulto TODOS los días. Metiendo 3 conceptos, te dirá los volúmenes y los artículos más compartidos de las últimas 24 horas.

Os preguntaréis: Cuánto tiempo le dedico a esta tarea? No menos de una hora al día. Y nunca más de dos. Me da tiempo para leer unos 30 artículos y seleccionar otros tantos.

 2. Compartir y Guardar

Una vez que hemos leído y analizado la información, llega el momento de usar el sentido común. Qué vamos a compartir y cómo? Y lo que es más importante: Qué nos vamos a guardar como más valioso para generar contenido?

Como sabemos, la escalera de Forrester nos incluye a los creadores de contenido en el último y más pequeño de los escalones. Sin embargo, estoy convencido que es el que marca la diferencia del resto.

Nunca serás ni influyente ni ganarás reputación sólo compartiendo contenidos de otros. Debes elaborar los tuyos. Ya sé que cuesta, que lleva tiempo, que no se recompensa lo suficiente… Tampoco nadie dijo que fuera fácil el mundo digital.

Para compartir y guardar tengo algunos aliados.

Lo primero que tenemos que hacer es instalar estas extensiones en Chrome y/o en Firefox Extensiones de Chrome

Buffer: Esta herramienta te permite programar tus actualizaciones en función del análisis previo que hace de tu cuenta, y que determina cuándo te conviene publicar tus tweets o actualizaciones de Facebook.

Cuánto programo? Sólo 10 tweets al día y 3 actualizaciones en mi página de Facebook. El resto del día interactúo personalmente con mis followers. Trato de no pasarme de 20 tweets al día. Salvo que participe en algún evento.

Delicious: Básico y fundamental para ir guardando los enlaces de aquellas webs o artículos que quieras recuperar más tarde.

Evernote: Es, junto con Google Drive, mi herramienta preferida para creación de contenidos. Selecciono artículos enteros, frases, párrafos, etc. y los paso a mis carpetas que tengo divididas por los lugares donde escribo (de acuerdo al segmento de público de cada uno de ellos).

Hootlet de Hootsuite: Como complemento de Buffer, utilizo esta extensión para publicar en mis redes. Desde que Linkedin suprimió la conexión con Twitter, utilizo esta herramienta para publicar directamente en esta red social.

IFTTT: Son las siglas de «If This Then That» y es una herramienta increíble para complementar las anteriores. Cómo la utilizo yo? Tengo mis referentes de confianza a los cuales les publico automáticamente todo lo que escriben en sus blogs. Sólo tengo 3 de estos. Luego, los favoritos que hago en Twitter, van a parar a Delicious automáticamente a través de esta herramienta. Y tengo un par de «recetas» más para guardar cosas en Evernote.

3. Crear y Compartir

Aquí viene lo difícil. De todo lo que has leido y compartido, debes sacar tus propias conclusiones, análisis, informes, etc. y producir tu propio contenido para publicar entradas en tu blog, noticias en tu web, crear eBooks, presentaciones, infografías, etc.

En otra ocasión, ya les contaré cuál es mi proceso de escritura (por si os interesa).

Pero… la rueda gira, y tu contenido también debes saber cuándo y cómo «moverlo» para que llegue a la mayor cantidad de público posible.

Yo hago lo siguiente:

  • Tengo programado Twitterfeed para publicar automáticamente un Tweet cuando se actualiza el RSS del blog
  • Como no me gusta como lo presenta en Facebook, uso RSS Graffiti para publicar en mi fanpage
  • El día de publicación, programo el tweet para que se repita 3 veces a distintas horas, al día siguiente 2 y al tercer día, sólo 1
  • Publico la entrada en todos los grupos de Linkedin afines al nuevo post a los que pertenezco y contesto una a una las recomendaciones y comentarios sobre el mismo
  • Si creo que es valioso (no todos lo son :)), lo publico en Mktfan. Muchas veces he tenido el gusto de ser portada con algún artículo y me ha dado mucho resultado

Y esto es todo. Ningún misterio ni nada parecido. Mucho, pero mucho trabajo y muchísimos años de experiencia que me permiten saber el grado de utilidad de cada contenido que leo.

Qué cosas no hago?

  • No publico automáticamente nada de portales de marketing o publicidad. Todos están abocados a una carrera frenética contra el posicionamiento del otro y a veces, los contenidos que publican, no respetan criterios de calidad con los que esté de acuerdo
  • Trato de no pasarme de 20 tweets al día. Odio a los spammers de todo tipo
  • No mido los contenidos por el nombre del que los escribe ni el éxito del blog. Todos tenemos días malos 🙂
  • No uso ni usaré jamás Menéame. Me parece una mafia y un corral de gallos. Respeto a quién le funcione. Para mi, el fin no justifica los medios
  • No miro prácticamente nada de televisión. Esto me da tiempo a ocuparme de todo esto, de mi hija, de mi perra, de mi mujer y de mis largos de piscina semanales que son sagrados 🙂
  • Jamás mendigo un RT para mis contenidos. Si son valiosos, ya se harán un hueco solos

Como dije al principio, no sé si es el mejor de los procedimientos, pero es el que me funciona y el que utilizo a diario.

Creo que no me dejo nada, pero si te queda alguna duda sobre alguna de estas herramientas o procedimientos, ya sabes dónde me puedes encontrar.

Cómo están midiendo el ROI en redes sociales las grandes empresas?

A pesar de que ya pertenecen al público general y están presentes en la vida y en las conversaciones de un alto porcentaje de personas, (ComScore sitúa ese porcentaje en un valor aproximado al 80%) aún existe un abismo entre el uso personal y el corporativo de las redes sociales.

Independientemente del cliché de la «crisis», las empresas desconfían de estas nuevas herramientas por no poder cuantificar de forma correcta el retorno de la inversión (ROI) en estas plataformas.

Ya mencioné en otras ocasiones que el error principal está en querer medirlo de la misma manera que sistemas tradicionales de venta, cuando las redes sociales están mucho más cerca de los departamentos de marketing y atención al público.

Sin embargo, últimamente están saliendo estudios más o menos precisos que aportan algunas pistas sobre las mejores maneras de medir esta inversión.

Este es el caso del último estudio de Altimeter Group sobre cómo están midiendo el ROI en redes sociales algunas de las mayores empresas con presencia en estos canales.

Algunas cuestiones principales del estudio remarcan:   

  1. Calidad de las mediciones: 56% de las marcas y agencias participantes ven en «la imposibilidad de establecer una medición confiable» el principal inconveniente de su presencia en social media.
  2. Esquema en constante cambio: El medio y las plataformas cambias constantemente por lo que es imposible establecer mediciones de base sobre las que comparar.
  3. Propiedad: Las empresas y agencias no sienten que estas plataformas sean de «su propiedad» lo que no genera confianza a largo plazo.

Sin embargo, no todo son malas noticias

  • El 30% de las organizaciones dice que las redes sociales son altamente efectivas para generar ingresos
  • El 63% tiene al menos a una persona encargada de medir el resultado de las acciones en redes sociales

Para terminar, el estudio define 6 maneras de medir (Anécdota, Correlación, Multivariable, Links y Etiquetado, Integración y Comercio Directo) los resultados de las acciones en redes sociales de las empresas. A pesar de ser bastante creativas, resalto la importancia de establecer las propias métricas que sirvan para cada acción en concreto (visibilidad, posicionamiento SEO, leads, etc.).

Os dejo con el estudio

 

Selección de palabras clave para una estrategia de contenidos

keywords para una estrategia de contenido

Cualquier estrategia de marketing online tiene que empezar por una correcta selección y optimización de las keywords que vayas a utilizar. Tanto para actuar como para monitorizar.

El problema es que las palabras clave varían o se complementan en función del tipo de relación que quieras construir con tu cliente.

No es lo mismo captar, que fidelizar o atender a un cliente. Menos que menos, conseguir que compre.

Ese es, por ejemplo, el principal problema por el cual las empresas se desilusionan de su estrategia en redes sociales. Porque no han seleccionado las palabras adecuadas para establecer un ROI más aproximado a sus objetivos. El proceso de conversión es uno más de los que tienes que buscar. Pero antes, deberás pensar en conseguir notoriedad y confianza. Justamente en este punto, es donde se hacen fuerte las redes sociales.

Pero primero pensemos: Por qué es importante una estrategia de contenidos?

Ya dijimos que antes de nada, debes hacerte una serie de preguntas para poder definir la identidad de tu presencia online.

Según diversos estudios, una persona normal está expuesta a unos 5000 impactos informativos al día (comerciales o de cualquier tipo). Esto provoca una sobrecarga informativa (infoxicación), que provoca que todos y cada uno de nosotros, nos transformemos en «curadores de contenido» en Internet.

Pero esto, a su vez, implica que las empresas deben convertirse también en generadores de contenido que sirvan a los intereses de estas personas.

Sin embargo, no seamos inocentes. Todo el contenido que crea la empresa debe estar enfocado al negocio y a la maximización de los resultados por cada una de las cosas que genera.

Y cómo se logra esto?

Nuevamente volvemos a las palabras clave. En virtud del tipo de relación que nos una con ese cliente, según el ciclo de compra en el que se encuentre, las palabras clave pueden estar enfocadas a:

  • branding
  • visibilidad
  • captación
  • conversión
  • fidelización

En la selección de las palabras clave, debes meter consideraciones del tipo estratégico – económicas, similares a las de una campaña de SEM. Debes saber encontrar el punto de equilibrio de long tail, para seleccionar qué tipo de contenido te conviene generar en función de tu competencia y/o estrategia.

Las herramientas que te pueden ayudar en este proceso son las siguientes:

Cada una tiene algo que me gusta en comparación con el resto, por lo que te recomiendo que las pruebes todas y decidas cuál se acerca más al uso que le quieres dar.

Cómo comentaba antes, en virtud de tu estrategia en relación a las palabras clave, el ROI que obtendrás será diferente

  • Branding = followers / fans / visitas web / lecturas blog …
  • Visibilidad = RT, Me Gusta, Comentarios, Reply …
  • Captación = completado de formularios, pedidos de presupuesto …
  • Conversión = compra
  • Fidelización = recompra, recomendación

Y como se está haciendo muy largo, dejo para un siguiente post, las herramientas básicas para curación y creación de contenidos.

De momento, ya tienes bastante tarea…

Foto credit: http://inspirationfeed.com/

Ya tienes mi «Me gusta». Dame mi premio

premio redes socialesUna de las causas más frecuentes del abandono o desilusión de las redes sociales es la falta de resultados tangibles dentro del ámbito de actuación.

Independientemente de dejar nuevamente en claro que las redes sociales no son un instrumento de venta, el tema de generar una comunidad también representa un problema grande para la gran mayoría de empresas.

Justamente es el punto donde se distinguen las estrategias profesionales de las que no lo son. Los concursos, promociones, ofertas, etc., no se pueden constituir como el único elemento de engagement de tu empresa.

Sencillamente porque es una relación de conveniencia. Y al igual que en la vida real, ya sabemos como terminan las relaciones de conveniencia.

Además, en el último tiempo, ni siquiera nos podemos fiar de eso. Existen verdaderos «cazadores de concursos» en Facebook que crean sus perfiles por y para los premios que puedan ganar él y su «escuadrón de apoyo».

Cada vez que pienso en este problema, inmediatamente lo relaciono con el fútbol y con la publicidad de «papá, por qué somos del Atleti?». Los beneficios de ser o pertenecer a algún grupo en concreto tienen que pasar por los sentimientos; no por el interés.

Y eso sólo se consigue de una manera. Un fan o un follower debe ganarse pensando en él o ella. Y no pensando en la empresa. Es el único secreto para lograr una relación duradera.

Cada cosa que publiques debe ser beneficiosa para la persona que te sigue. No para ti.

Por dónde empezar?

Hay una única forma de establecer y organizar una estrategia enfocada en la utilidad hacia tu comunidad. Y es pensando y estructurando una estrategia de contenidos.

En otra ocasión hablaremos de herramientas que te ayudarán a poner orden a tu estrategia y optimizar el tiempo, pero ahora quiero dejarte unas preguntas que son la esencia de lo que se constituirá en tu identidad en las redes sociales.

  • Cuáles son tus fortalezas como empresa?
  • A qué se dedica tu empresa?
  • Quién es su público?
  • En qué beneficias a los qué compran tu producto o servicio?
  • En qué te diferencias de tu competencia?
  • Quién puede hacer lo mismo que tú?
  • Quién puede apoyarte?
  • Cómo generas confianza? (experiencia, referencias, antigüedad, innovación, etc.)

Creo que a esta altura ya entiendes de lo que hablo. Necesitas pensar: «por qué habría de darle al botón de Me Gusta de una página de una constructora?». Porque me muestra una casa detrás de otra? O porque me da consejos de decoración y me muestra cómo puede vivir una familia dentro de esas casas?

 

 

Manual de conducta de una empresa con una crisis de reputación online

crisis de reputación online

Si bien es cierto que las crisis de reputación no han nacido con las redes sociales, también es una absoluta verdad que las plataformas sociales y la capacidad de conectarse a Internet mediante los smartphone, han llevado a consumidores y empresas a otro plano de relación completamente diferente que hace unos años.

Hoy en día, cualquier individuo utilizando su propia reputación, puede actuar como evangelista y propulsor de esa empresa (brand evangelist), o por el contrario, dar por tierra con el trabajo de años. O al menos, hacerle un daño importante.

Pero cuidado, ni todos los consumidores son buenos y bien intencionados, ni todas las empresas actúan correctamente y no tienen nada que ocultar.

Lo importante es darse cuenta que los tiempos han cambiado, y debemos adaptarnos a los tiempos y costumbres de este nuevo modelo de relación.

Esto significa que no podemos mirar hacia otro lado y hacer de cuenta que estas herramientas no existen. Existen, y son muy poderosas. Y como tal, tienen implícita una alta dosis de responsabilidad en su uso. Y además de responsabilidad, las empresas particularmente necesitan formación para poder adecuar sus conductas a estos nuevos tiempos.

Es por eso que, aún a riesgo de quedarme corto en las explicaciones, dejo lo que creo que debe ser el manual mínimo de conducta de las empresas ante un eventual caso de crítica o crisis de reputación online.

Asegurarse de tener controlados todos los canales intervinientes

De nada sirve que des la cara en Twitter o Facebook, si no tienes el poder, y los contactos para solucionar el problema que se te plantea. Para ver gráficamente de lo que estoy hablando, os recomiendo una excelente entrada de Oscar del Santo.

Diferenciar que tipo de mensaje es el emitido

Existen sólo cuatro tipos de mensajes que pueden ser emitidos: verdadero-positivo, falso-positivo, verdadero-negativo y falso-negativo. Identifica de qué tipo es el mensaje que originó la crisis para poder responder de la manera correcta.

No contestar de manera impulsiva

Esto, a veces, es difícil de respetar. Más cuando sabes que la crítica es injusta o malintencionada. Sin embargo, tienes que tomarte el tiempo para reflexionar y calibrar bien la respuesta.

No puede ser grosera ni displicente. Tiene que dejar en claro que la respuesta no es automática ni de compromiso. El «tomamos nota de su reclamo y actuaremos para solucionarlo» ya no cuela.

No contestar impulsivamente no significa tomarse dos días para contestar. Nuevamente; los tiempos han cambiado y esto implica que los manuales de conducta y simulacros de crisis 1.0 ya no valen para nada.

De nuevo volvemos al primer punto. Tienes que tener disponibles todos los posibles canales de respuesta de los distintos departamentos.

Dejar clara la posición de la empresa en todos los canales disponibles

Si la situación se resuelve, o la empresa tiene que pedir disculpas públicas, debe hacerlo en todos los canales y por todas las vías que disponga. Si una persona busca en Google sobre el hecho, debe encontrar también la respuesta y el descargo de la empresa.

No vale quedarse en la respuesta en Twitter o Facebook. Si se puede, se debe grabar un vídeo y subirlo a YouTube, emitir una nota de prensa, escribir una entrada en el blog o en la web, etc.

Estar atentos al momentum de la campaña

Puede ser la mejor campaña de social media marketing de la historia, pero si tenemos la mala suerte de que coincida con una mala noticia que repercuta en la reputación de la empresa, lo mejor es retirarse a cuarteles de invierno y esperar que pase el temporal.

Evita sacar una campaña antes del fin de semana

Si tienes la posibilidad de aguantar el lanzamiento hasta que todos los responsables estén disponibles, mejor. Las cosas se pueden torcer en cualquier momento y si no hay nadie alerta para reconducir la situación, un fuego que se podría haber apagado en un segundo, se puede transformar en una catástrofe.

Otórgale la importancia que se merece cada cosa

Por mucho que los «smoke sellers» quieran hacerte ver que luego de la Alhambra, una cover image de Facebook es lo mejor que vas a ver en tu vida, debes aprender a valorar y cuantificar objetivamente qué repercusión puede tener la crisis y no darle más importancia que la que se merece.

Por suerte (o por desgracia) estuve detrás de la gestión de una crisis que provocó un Trending Topic mundial por 48 horas. Luego de la crisis inicial, todo se resolvió con una nota de prensa aclaratoria y los cauces volvieron a su normalidad.

Se que muchos os habéis visto involucrados en una crisis de reputación. Ya sea como empresa o como parte instigadora, así que me gustaría conocer vuestra experiencia.

Facebook, el «asesino» del billón de dólares

Facebook el asesino del billon de dolares

Una de las cosas que más divide a la gente relacionada con el Social Media Marketing, es la importancia relativa en relación a las otras acciones digitales que le otorgan a las redes sociales.

Yo, soy del bando que le otorga una importancia relativa. Alta, pero no excluyente. Para mi, alguien que base toda su estrategia online en las redes sociales; más todavía si es hacia una sola, comete «suicidio tecnológico». Aún así, hay gente bastante influyente que sigue pensando que ya no se necesitan webs corporativas y blogs.

El 30 de marzo de este año, un punto para los de mi bando se anotó mundialmente. Ese día, forzosamente, todos pasamos al modo «Timeline» de Facebook.

Y qué pasó entonces? qué, aunque no desaparecían, todas nuestras pestañas personalizadas, perdían la capacidad de transformare en «Landing page» de nuestra página de Facebook.

Y qué consecuencias trajo esto? En principio, y según un estudio de PageLever, las pestañas perdieron de un día para el otro, el 53% de engagement. Incluso hubo gente que pensaba que habían desaparecido del todo.

Esto que para un usuario común no significa nada, y que para los administradores de páginas significa ingeniárselas para otorgarles la importancia perdida, para algunos ha significado poco menos que la ruina.

Es el caso de Vitrue (adquirida por Oracle) en U$300 millones en mayo, Context Optional (adquirida por U$50 millones en mayo de 2011) y el coloso Buddy Media (adquirida por Salesforce por  U$689 millones en junio). Todas dedicadas (entre otras cosas) a personalizar la forma en la que veíamos nuestras pestañas.

Sabéis sumar, no? Esto suma casi mil millones (1 billón americano) en compras de empresas que han visto como su «core business» fue perjudicado en un abrir y cerrar de ojos.

Ahora bien. Todo esto es malo? Para estas empresas (y sus compradores), obviamente, si. Sin embargo, para los usuarios, los factores fundamentales de cualquier red social, esto es bueno. O muy bueno dependiendo de qué páginas sea fan ese usuario.

El no tener este «artilugio» para comprometer visual o sentimentalmente a los presentes y futuros fans, hace que las marcas tengan que preocuparse más que nunca por el contenido que publican en sus muros, o Timelines.

Por experiencia propia, todas las páginas que gestiono o controlo, han aumentado su nivel de compromiso. Muchas veces, esta sensación de beta permanente, y muchas veces equivocada de Facebook, hace que la gente empiece a perder el interés por los usos medios o avanzados de la plataforma. Sin embargo, no debemos perder de vista nunca el Por qué estamos ahí? Estamos ahí para aceptar las reglas de juego (sean cuales fueren estas). Y sobre todo, estamos ahí para satisfacer las necesidades de información y de relación con nuestra comunidad.

Si lo que hacen Mark Zuckerberg y su equipo, favorecen estas opciones principales, toda otra discusión es anecdótica.

Los CEO´s que le tienen miedo a las redes sociales, le hacen perder dinero a los accionistas

Con esta contundencia ha hablado Josh James, fundador de Omniture (ahora parte de Adobe)

Los CEO´s de las grandes empresas de este país, son virtualmente invisibles en las redes sociales. No están en Facebook, no están en Twitter, no están en Google+ y menos en Pinterest. Apenas si alguno de ellos tiene creado su perfil en Linkedin

Mientras tanto, en el mundo de la gente común, más de la mitad de la población de Estados Unidos posee un perfil en Facebook y un tercio usa Twitter. Sin embargo, sólo el 7,6% de los responsables de las empresas Fortune 500 tiene un perfil en la red social de Mark Zuckerberg. Y no pasa del 4% los que usan el fenómeno de los 140 caracteres.

Todos estos datos, han sido publicados en un estudio de la nueva empresa de James, llamada DOMO.

El estudio revela otros datos interesantes como que:

  • Sólo 9 de los CEO´s han tuiteado en los últimos 100 días.
  • La CEO de Hewlett-Packard, Meg Whitman, sólo estuvo activa mientras estaba en carrera para conseguir su puesto.
  • Sólo 2 de los CEO´s tienen más de 500 amigos en Facebook
  • Paradójicamente, el CEO más social es… Rupert Murdoch. El más anciano de todos ellos con diferencia

Josh James

 

Y qué significa todo esto?

Las redes sociales no son una obligación. No hay que estar para que te mantengan tu número de DNI. Pero tampoco son una moda. Las plataformas si pueden ser una moda. Hoy es Pinterest, antes de ayer fue Instagram, y la semana pasada Facebook y Twitter. Pero lo que no es una moda es la manera de expresarse y comunicarse a través de estas herramientas.

El que intente negar que Facebook, Twitter, Linkedin, YouTube y todas las demás, forman parte de la vida y el uso diario de una gran cantidad de personas a nivel mundial, es igual que pretender negar que muchísima gente usa el mail o compra por Internet.

Esta ceguera digital no hace sino perder oportunidades de negocio y de entender de primera mano qué es lo qué quieren tus consumidores de tu empresa.

Vale, puedes tener una herramienta de monitorización super poderosa que te saque informes super bonitos de lo que dice la gente de tu empresa. Pero… y tu interacción? y tu actitud y tu caracter mostrado en primera persona?

Más allá de los beneficios económicos que puedan llegar a representar estas acciones, están otros un poco menos tangibles pero igual de reales:

  • Reclutar perfiles interesantes
  • Retener talento dentro de la empresa
  • Realizar estudios de mercado globales y en tiempo real
  • Posicionarte y posicionar a tu empresa como referente en un sector, otorgándole una visibilidad que antes no tenía

Acerca de la afirmación del protagonista, aún es difícil cuantificar que grado de perdida o ganancia podría tener la empresa que dirige si tuviese una presencia organizada en redes sociales.

Sin embargo, ellos mismos son los que están perdiendo una oportunidad de oro de posicionarse personalmente y ayudar con su presencia, a los resultados de su empresa.

Muy pronto, estar o no estar será cuestión de pura supervivencia. Cuanto antes aprendas a remar, mejor.

Podéis leer la nota a Josh James en Forbes

El estado del Social Media en 2012

Parece que no, pero ya estamos más cerca de las uvas que de los Reyes de este año. Y como siempre, nunca es tarde (ni temprano) para hacer balance.

Más en un año tan complicado internacionalmente como este.

La gente de Socialnerdia anticipándose a la competencia hacia finales de año, tomó la brillante iniciativa de hacer un balance del estado del Social Media hasta esta fecha.

Algunas de las conclusiones a las que llega el informe son las siguientes:

  • Las “pequeñas” ya no son tan canijas. Instagram (50M), Pinterest (12M) y Tumblr (55M) y algunas con un nicho de usuarios muy grande como Foodspotting (2M)
  • Google sigue (y seguirá siendo durante bastante tiempo) el Number #1 en ganancias online. Sin embargo, Google+ sigue sin generar un sólo dólar en publicidad.
  • Mientras las redes sociales ya son vox populi, los mercados desconfían de su plan de negocio a largo plazo. Facebook perdió el 24% de su valor en bolsa desde su entrada
  • El porcentaje de adultos que acceden a las redes sociales desde sus móviles pasó del 31% en 2009 al 55% en 2012
  • Google+ es la única red social con más usuarios móviles que «desktop»
  • YouTube tiene 800 millones de usuarios lo que lo convierte en la segunda red social más grande del mundo
  • Twitter tenía en noviembre de 2011 167.9 millones de usuarios activos. El 11.7% del total de internautas globales

Aquí os dejo la presentación completa

 

Redes sociales como herramienta de colaboración ciudadana

New York City Subway Stairs from Dean Peterson on Vimeo.

Si existe una fortaleza en las redes sociales, es hacer llegar un mensaje (el que sea), de forma casi instantánea a cualquier rincón del planeta.

Si ese mensaje, encima es una contribución desinteresada para hacer la vida de todos los ciudadanos un poco mejor, la viralidad está casi asegurada.

Eso pensó Dean Peterson, un productor de cine de Brooklyn cansado de ver como la gente se tropezaba una y otra vez con un escalón de la estación del metro, que misteriosamente era media pulgada más alto que los demás.

Realizó un vídeo, lo subió, la gente lo compartió (mucho, muchísimo), se comentó, la gente del ayuntamiento se enteró…

El resultado: cerraron la escalera por algunos días y ahora está arreglada.

Cuando las Administraciones públicas no le encuentran el sentido (y el ROI) a estar en redes sociales, les pediría encarecidamente que vieran este vídeo.

A lo mejor, empiezan a cambiar de idea…

Y tú, conoces más casos dónde las redes sociales hayan ayudado a solucionar problemas comunes de los ciudadanos?

× ¿Cómo puedo ayudarte?